La Contraloría de Bogotá, encabezada por Andrés Franco, denunció este miércoles que uno de cada 4 CAI en Bogotá ha sido vandalizado en el último mes, durante las manifestaciones del paro nacional.

La entidad señaló que necesitan al menos 1.300 millones de pesos para reparar la sede en seis meses. Entre las principales afectaciones se encuentran vidrios blindados, puertas, muros, sistemas de videovigilancia y mobiliarios.

Esta información se obtuvo debido a una inspección técnica realizada por funcionarios de la entidad a 43 CAI de la ciudad. Allí se evidenció el grado de afectación a las unidades de la Policía.

Estos 43 CAI afectados equivalen al 27% de los que existen actualmente en la capital, y están ubicados en 14 de las 20 localidades de Bogotá. A pesar de los ataques, la Contraloría dio un parte de tranquilidad al asegurar que 38 de estos sitios afectados siguen operando actualmente. “El mayor impacto se concentra en los comandos de las localidades del centro, sur y occidente de Bogotá”, aseguró el ente de control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.