Colombia sigue llorando muertos en medio de un conflicto social detonado por la propuesta de reforma tributaria que ajustaría injustamente el pago de servicios básicos e impuestos redireccionando al país a un declive financiero significativo.

Las protestas han sido álgidas por disturbios y enfrentamientos entre los ciudadanos y las fuerzas policiales que igualmente, han sido acusados de abuar del poder y de sus armas ara vilentar la integridad física de las personas violentando los derechos humanos.

En medio del conflicto, un bebé prematuro recién nacido falleció tras el ataque por parte de algunos manifestantes a una ambulancia que se dirigía a la capital del país, en donde él y su mamá recibirían la atención correspondiente. La mujer del municipio de Chocontá, Cundinamarca– viajaba en una ambulancia hacia la capital del país, pues estaba a punto de tener un parto prematuro. Sin embargo, en la vía que comunica a Bogotá con Tunja, a la altura del municipio de Tocancipá, la ambulancia sufrió ataques por parte de manifestantes.

Los manifestantes trancaron el corredor vial, impidiendo el paso del vehículo y causaron daños en los vidrios y la carrocería. Según la Gobernación, esta agresión obligó a atender el parto dentro de la ambulancia, procedimiento que concluyó con la muerte del bebé.

Fernando Ruiz ministro de salud, advirtió sobre los hechos de violencia que se presentaron durante los días de protestas en contra de la misión médica. Ruiz aseguró que el incremento es del 117 % y citó, por ejemplo, que en el Valle del Cauca se registraron 18 ataques en los últimos días, con reportes en Cali, Palmira, Jamundí, La Unión y Villa Rica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.