Las áreas manejadas tradicionalmente por las mujeres como cuidadoras principales en los hogares propios y ajenos, ha provocado un aumento inminente en el trabajo no remunerado de las mujeres relacionado directamente con la economía informal del cuidado.

La Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia, en el primer trimestre del aislamiento los casos de violencia intrafamiliar aumentaron en 18%. Igualmente, los canales de asistencia y acompañamiento dispuestos por la Secretaría Distrital de la Mujer reportaron un preocupante aumento:

La “Línea Púrpura” reportó un aumento del 225% en las denuncias de en la primera semana de aislamiento. Obteniendo al menos de 942 llamadas semanales a 3.109. (SDMujer 2020).

En el caso de los trabajadores de salud, de 19.703 casos de contagio de COVID-19 confirmados solo en Bogotá entre trabajadores de la salud, unos 14.753 son mujeres frente a 4.950. Según datos de Saludata 2021. Asimismo, hay mucho más mujeres médicos frente a actividades de cuidado y seguimiento de pacientes contagiados.

Por otro lado, el Observatorio de Feminicidios Colombia en 2020 contabilizó en Colombia 630 feminicidios;  55 de estas mujeres eran menores de 18 años y 30 eran niñas menores de 14 años. Incluso 36 de las víctimas eran migrantes venezolanas. Y lo que va del 2021, Bogotá registró 49 feminicidios y 6 tentativas.