La Secretaría de la Mujer en Bogotá está desarrollando estrategias para fortalecer los canales de atención a denuncias de mujeres, en vista al aterrador aumento de las cifras de feminicidios en la ciudad capital, donde  la Línea Púrpura se ha convertido en el principal medio para que las mujeres pudieran obtener ayuda.

La línea telefónica está ativa 24 horas del día y también cuenta con un chat de WhatsApp operativo para que las mujeres puedan recibir guía y orientación en caso de estar sufriendo violencia y obtener información sobre derechos sexuales y reproductivos.

Hasta ahora la línea ha recibido al menos 10.059 solicitudes relacionadas principalmente con violencia emocional y psicológica, mientras que el 71% de las solicitudes fueron atendidas en la primera llamada. Asimismo, la Secretaría de la Mujer dispuso otras líneas por localidad donde las mujeres víctimas pueden recibir asesoría legal.

Espacios Seguros, es otra de las estrategias y consiste en convertir establecimientos como supermercados, farmacias y estaciones de gasolina en lugares para reportar casos de violencia y para que las víctimas puedan recibir orientación. Asimismo, 573 espacios seguros han sido habilitados en distintos sectores del Distrito particularmente en aquellos en donde la presencia institucional a sido vehemente débil.

Igualmente se creó un Comité Distrital de Violencias Basadas en Género como una especie de herramienta para evitar los feminicidios; ellos se reúnen semanalmente y está conformado por representantes de las secretarías de Mujer y Seguridad, la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, para haerle frente a esta problemática social.

Asimismo, la Secretaría de la Mujer de Bogotá ha atendido a 8.112 mujeres mediante de 6 programas complementarios.